La ansiedad por la separación: Cómo identificar cuando nuestro perro la padece

Mascotas -

La ansiedad por la separación: Cómo identificar cuando nuestro perro la padece

Se define la ansiedad de separación como "un problema de comportamiento serio que presentan algunos perros al quedarse solos en casa o al separarse de uno o varios de sus propietarios" (simiperrohablara.com)

 

¿Crees que tu perro padece ansiedad por separación?

Los expertos dicen que alrededor de un 40% de los perros sufre ansiedad de separación. En perros cachorros, suele aparecer debido a la pronta separación de la madre (destete precoz). En perros adultos puede ser experimentada tras alguna situación traumática en un momento de soledad. 

Puede parecer un tema menor, pero realmente no lo es. Es muy importante que nuestra mascota sea estable emocionalmente. En este artículo os comentaremos cuales son las principales causas, cómo detectarla y cómo tratar la ansiedad por separación.

La ansiedad por separación no es dependencia, simplemente el animal no puede estar en equilibrio durante los momentos de soledad. El dueño le proporciona seguridad, lo cuida, lo protege. Cuando el dueño no está, y el perro no sabe lidiar con la soledad y es cuando aparecen los síntomas.

 

Existen tres tipos de ansiedad por separación: 

Hiperapego primario: ocurre tras un destete precoz. Para evitar que ocurra, debemos permitir que el destete se produzca de forma natural. De esta forma, nuestro cachorro será un animal seguro de sí mismo.

Hiperapego secundario: ocurre cuando pasamos mucho tiempo con el animal, y luego la situación cambia. Cuando el perro está solo siente miedo, se estresa y se pone nervioso.

Tipo C: ocurre tras una situación traumática, pero sólo cuando se repite el estímulo que lo provoca.

 

Los animales que padecen ansiedad de separación, se ponen en estado de alerta cuando se encuentran solos. Lloran desconsoladamente e incluso destrozan objetos. Para diagnosticar la ansiedad por separación debemos comprobar que los síntomas ocurren únicamente en ausencia del propietario, aunque sea durante períodos cortos de ausencia.

 

Los síntomas más habituales son los siguientes: 

● Dañar objetos, mobiliario, etc.

● Llanto y aullidos.

● Hacer sus necesidades dentro del hogar.

● Vómitos y diarreas.

 

También existen síntomas poco frecuentes: 

● No comer.

● No beber.

● No jugar con sus juguetes favoritos. 

 

Una vez que reconocemos que nuestro perro presenta síntomas, debemos acudir al veterinario, para asegurarnos de que el animal no presenta ninguna alteración física. Para corregir la ansiedad por separación, es recomendable seguir una serie de pautas.

  • Lo principal es reconocer la causa para intentar corregirla.
  • Se recomienda utilizar técnicas de modificación de conducta. Seguro un educador puede ayudarte con eso.
  • Es recomendable no prestar atención al perro hasta que el mismo se encuentre totalmente tranquilo, cuando volvemos a casa. Una vez nos vamos de casa, jamás debemos volver a entrar. La nueva entrada solo empeorará el estado de estrés del animal y logrará su cometido, que es tener nuestra atención.
  • Una rutina de ejercicios y largas sesiones de juegos harán que el perro esté más relajado.
  • Para que el animal se vaya adaptando a estar solo, podemos empezar realizando salidas cortas. La duración de las salidas deberá ir en aumento, a medida que vemos que el animal se va calmando.
  • La utilización de fármacos o feromonas sintéticas nos ayuda a que el proceso sea más rápido, ya que ayuda a tranquilizar al animal de forma temporal.
  • Las feromonas en difusor ayudan a crear un entorno relajado para nuestra mascota, principalmente para los cachorros.

 

Podéis encontrar productos para calmar disminuir el estrés de vuestros perros en www.comercialmida.es 

ZYLKENE

SERENEX

ADAPTIL

CALMEX


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados