El uso de la siembra directa en nuestra huerta

Huerta y Jardín -

El uso de la siembra directa en nuestra huerta

De forma tradicional, la siembra de la mayoría de las especies hortícolas suele realizarse en semillero (siembra en bandejas, utilizando un sustrato especial). Pero no podemos olvidarnos de que existen especies que podemos sembrar directamente en el terreno donde cumplirán todo su ciclo productivo. Para ello, utilizaremos el método de siembra directa.

El método de siembra directa suele utilizarse para semillas grandes. Sin embargo, es importante mencionar que las semillas de menor tamaño también pueden sembrarse de esta manera. Las hortalizas que se siembran habitualmente directamente sobre el terreno son las siguientes:
  • Zanahoria
  • Patata
  • Haba
  • Guisante
  • Alubia
  • Cebolla
  • Ajo 

Existen varios métodos de siembra directa:

Al voleo: la semilla se distribuye de forma uniforme sobre toda la superficie. Luego debemos cubrir con una fina capa de tierra/sustrato.

En línea: se deja caer la semilla de forma continua en todo el surco. La distancia entre surcos dependerá del tamaña tendrá la planta. La profundidad del surco dependerá de la especie a sembrar. La siembra demasiado profunda puede ocasionar que semilla no germine o no pueda abrirse paso para emerger. Por el contrario, si no se cubre la semilla de forma suficiente las raíces y los brotes de la planta pueden deshidratarse. Éste método se recomienda para la siembra de variedades cuyo largo del ciclo es diferente (precoces y tardías).

A golpe: se hacen pequeños huecos en la superficie del terreno, y en cada uno de ellos se deja caer 2 o 3 semillas.

Especies a sembrar en ésta época del año, de forma directa:

Cebollas: se puede plantar utilizando semillas (en verano), o sembrando directamente el bulbo. Debe existir una distancia entre surcos de 10-15 cm, y debe sembrarse a 1-2 cm de profundidad

Ajos: el mismo diente de ajo nos sirve como semilla. Para sembrarlo, debemos seleccionar los dientes mejor formados, que estén solos (no agrupados) y que no pierdan la piel. La siembra debe realizarse a 5 cm de profundidad y debemos respetar unos 10 cm de distancia entre plantas.

Vegetales de hoja (repollo, coliflor, coles): por norma general, deben sembrarse en surcos, a 2 cm de profundidad en líneas a 50 cm de distancia.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados