¿Vas a tener un perro? ¿Estás preparado?

Mascotas -

¿Vas a tener un perro? ¿Estás preparado?

Bien es sabido que tener perros es una responsabilidad. Requieren atención y cuidados que muchas personas no tienen en cuenta a la hora de acogerlo.

Desde ComercialMida.es os ayudamos a plantearos adecuadamente la situación ya que los perros acarrean una serie de obligaciones y gastos que no todas las personas pueden o están dispuestas a asumir. 

Plantearse tener un perro en casa de manera impulsiva y sin pensar en "los contras", puede tener graves consecuencias. Esos "contras" se refieren a tener perros que requieren de ciertos cuidados y responsabilidad por parte de las personas. Cuando son cachorros son todos muy bonitos y parecen peluches, pero crecen y estarán con nosotros entre 10 a 15 años. 

Si no tienes sentido del humor y eres un maniático de la limpieza... ¡No tengas un perro! ¡Pelotas de tenis mordidas y suelos sucios están garantizados! 

 

Os invitamos a reflexionar sobre estos puntos antes de tener perros en casa: 

El tamaño de vuestra casa. Si vivís en un piso o casa de dimensiones reducidas, no es aconsejable tener un Boxer, por mucho que sea vuestra raza preferida.

Nuestro tiempo libre. Los perros necesitan que los saquemos al menos tres veces al día. Hay razas que tienen mucha actividad que necesitan mucho ejercicio. Además debemos dedicarles tiempo para su educación.

La economía. Tenemos que cuidar su alimentación y darles piensos para perros de calidad que se adecuen a su edad, tamaño, raza... Lo que supone un gasto fijo todos los meses. Además, también tenemos que cuidar su salud e higiene, se ponen enfermos y tendremos que llevarlos al veterinario, comprar medicamentos, pipetas, vacunas... y todo suma.

La actividad física. Si eres una persona sedentaria y casera no creas que un perro hará lo mismo. Aunque sea un perro de raza pequeña, necesita moverse y hacer ejercicio. Es fundamental para su desarrollo.

Los viajes. Cuando nos vamos de vacaciones, tenemos que asegurarnos de tener siempre un plan B para los perros. En casa de un familiar, en una residencia canina o incluso llevarlos con nosotros, pero siempre contando con ellos.  

Podemos concluír que lo importante es que cuando tomemos la decisión de acoger a un perro en casa, sea una decisión responsable, firme y sobre todo consecuente. Será lo mejor para el peludo y para nosotros.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados